Logo Amway

Blog oficial Amway El Salvador

  • Skin Care
  • Skin Nutrition
  • Hidratacion facial

Cómo trabaja nuestra piel por la noche

04-07-2022

La piel de nuestro cuerpo y rostro no deja de trabajar mientras descansamos; de hecho, en ella ocurren cosas que no suceden a lo largo del día, por eso es importante que la ayudes a contar con las condiciones propicias desempeñar sus funciones con normalidad.

 

Un descanso adecuado te impacta por dentro y por fuera; según la Fundación Española del Corazón, durante el sueño tu sistema inmunitario aprovecha para regenerarse y así protegerte de los gérmenes que pueden causar diversas enfermedades. Además, fortalece las conexiones neuronales, mejora tu memoria, aumenta tu creatividad y reduce el riesgo de depresión. Por si fuera poco, contribuye a una buena salud cardiaca y juega un rol clave en el control del peso.

 

Algo de lo que pasa mientras duermes...

Así como cada órgano de tu cuerpo lleva a cabo sus procesos de recuperación para enfrentar un nuevo día, la piel, al ser el más grande de ellos, no es la excepción.

 

Un artículo del diario El Mundo explica que cuando duermes, el nivel metabólico de la piel aumenta y ocurren diversas funciones básicas, como la eliminación de toxinas acumuladas tras la exposición a las agresiones del medio ambiente, y la reparación de las fibras de colágeno y elastina, algo fundamental para lucir un rostro con apariencia fresca y juvenil. Si la calidad del descanso no es la ideal, tu rostro te lo grita a la mañana siguiente con la aparición de ojeras, hinchazón y opacidad.

 

El mismo artículo señala que este trabajo de recuperación incrementa la deshidratación de tu piel, que se puede acentuar más que en el día, y por eso destaca la importancia de integrar a tu rutina de skincare una óptima hidratación facial que le ayude a recobrar la humedad perdida.

 

De igual modo, este proceso de renovación involucra el alza de tus niveles de melatonina, una hormona que, entre otros beneficios, actúa como un tipo de ingrediente antiedad que te protege de los efectos de la radiación UV, esto de acuerdo con un artículo del diario español El País. El aumento de la melatonina y la disminución del cortisol, la hormona del estrés, ocurren principalmente por las noches, cuando también se eleva la oxigenación de los tejidos, dando como resultado una piel sana y bonita.  

 

Además de un revitalizador descanso nocturno, ¿qué más puedes darle a tu piel?

  • Vete a la cama con un rostro impecable. La limpieza e hidratación facial son un gran apoyo para que la piel absorba por completo todos los activos de los productos que usas en tu rutina de skincare, y pueda realizar eficazmente su proceso de reparación. Uses maquillaje o no, jamás ignores este consejo.

 

  • Procura dormir boca arriba. Así prevendrás la formación de pliegues y líneas de expresión prematuras en cara, cuello y línea del escote. También favorecerás que los productos de hidratación facial que hayas aplicado se queden en tu piel, no en tu almohada.

 

  • Cena ligero y por lo menos dos horas antes de acostarte. De esta manera evitas que tu cuerpo gaste en la digestión la energía que debe invertir en que tu piel luzca renovada cuando despiertes.

 

  • Bebe un vaso con agua, ¡y a dormir! Potencia los beneficios de tus productos de hidratación facial ayudando a tu piel a mantener sus niveles de humedad desde el interior. Un cutis deshidratado va perdiendo firmeza, brillo natural, elasticidad, y se debilita su función de barrera protectora contra los agentes externos.

 

Pon tu mejor cara a todo lo que haces y ¡vive tu vida como tú la quieres! Comparte este artículo para que más personas incluyan un buen descanso en su rutina de belleza, ¡y dinos cuál es tu tratamiento facial nocturno favorito!