Logo Amway

Blog oficial Amway El Salvador

  • Limpieza del Hogar
  • Limpieza Cocina

¿Qué es la contaminación cruzada y cómo evitarla en tu cocina?

18-10-2023
Imagenes de noticia

Aprende cómo tener una higiene adecuada en tu cocina para evitar que los alimentos se contaminen y pongan en riesgo tu salud.

 

 

¿Has escuchado sobre la contaminación cruzada?

Cuando hablamos de este término, nos referimos a la transmisión de microorganismos de alimento que ya está contaminado, como por ejemplo la carne cruda a otro alimento que se encuentra cocinado, como un guiso; o desinfectado, como los vegetales.

 

Tipos de contaminación cruzada

Existen 2 tipos de contaminación cruzada que es importante que conozcas. La directa y la indirecta.

 

Directa: Aparece cuando los alimentos entran en contacto y se contaminan entre sí. Es común ver este tipo de contaminación en restaurantes o cualquier hogar, te decimos algunos ejemplos de cómo ocurre:

 

  • Cuando mezclamos alimentos entre sí. Por ejemplo, una ensalada con productos crudos y cocinados.
  • El goteo de la sangre procedente de la carne cruda sobre un alimento procesado.
  • El goteo de los líquidos de la carne cuando se descongela en la nevera sobre otros alimentos.

 

Indirecta: Ocurre cuando los microorganismos llegan de un alimento a otro pero a través de la manipulación, ya sea a cubiertos, utensilios de trabajo o superficies. Unos de los ejemplos más vistos:

 

  • No lavarnos las manos cuando manipulamos un alimento.
  • Cortar con el mismo cuchillo las carnes crudas, o cortar alguno de estos alimentos y seguido la lechuga.
  • Cortar pescado crudo y después utilizar la misma tabla para cortar otro alimento.

 

Riesgos

Los riesgos para la salud que supone la contaminación cruzada empiezan cuando los alimentos se ingieren de forma cruda y no hay ocasión de matar los microorganismos que habitan en ellos. El riesgo mas común tras ingerir alimentos infectados, es la intoxicación e incluso obtener reacciones similares a los de una alergia alimentaria.

 

¿Cómo evitarla?

  • Procura separar los alimentos crudos de los cocidos o cocinados.
  • Guarda la carne cruda en recipientes herméticos.
  • Utiliza distintos cubiertos y tablas para cortar al momento de tratar los alimentos. Otra opción es limpiarlos muy bien antes de ponerlos en contacto con otros tipos de alimentos.
  • Cambia el trapo de cocina si ha sido manchado por alimentos crudos.
  • Desinfecta tu cocina y refrigerador regularmente.
  • ¡No laves la carne cruda! Al lavar el pollo o cualquier otro tipo de carne sin cocinar, puedes esparcir bacterias en tu lavabo y cocina, y por ende, contaminar otros alimentos.

 

Sigue estos consejos para tener una cocina libre de contaminación cruzada y vive tu vida como tú la quieres.